Tres Hombres Tres Naciones

Mustafá nació en 1881 en Salónica, a la sazón una importante ciudad del imperio otomano, hijo de un oficial de aduanas, que falleció cuando su hijo era aun un infante. Su educación transcurrió en un colegio militar turco en Grecia donde su profesor de matemáticas le puso el sobrenombre de Kemal (el perfecto) por su capacidad de estudio cognitivas y habilidad con los números.

Posteriormente Mustafa Kemal entro a la academia militar vinculándose definitivamente en la carrera castrense y destacándose tanto por sus profundos análisis como por su arrojo en el campo de batalla. Fue uno de los más sobresalientes militares en las postrimerías del moribundo imperio otomano, el cual en su apogeo comprendía enormes territorios, desde el Norte de África hasta Mesopotamia, desde Europa oriental hasta Asia Central, todos administrados por el Sultan desde Constantinopla, capital del imperio.

A comienzos del siglo XX Mustafa Kemal apoyó a los jóvenes turcos en la revuelta contra las autoridades otomanas y en los caóticos tiempos que siguieron hasta la primera guerra mundial y la caída definitiva del imperio Mustafa Kemal defendió la revolución turca y se convirtió en el máximo exponente y símbolo del naciente nacionalismo turco producto del colapso del imperio otomano.

En Enero de 1921 Mustafa Kemal presento un proyecto de constitución a la Gran Asamblea Nacional turca creada por él años antes. Poco después nacía la moderna república de Turquía que tuvo a Mustafa Kemal como su primer presidente constitucional desde Octubre de 1923 hasta su muerte  en 1938.

En 1934 por una decisión de la Gran Asamblea Nacional Turca, adoptó el apellido Ataturk (padre de la nación turca).

Así lo conoce la historia: Mustafa Kemal Ataturk.

David Grün nace en la fría aldea de Plonsk, a la sazón parte de la Rusia zarista, hoy parte de Polonia. Su educación la recibió en un Jeder, institución tradicional de estudios religiosos judíos. A una temprana edad perdió a su madre. Sus convicciones sionistas y socialistas le fueron transmitidas por su padre y a los 18 años ya era militante en Polonia del partido Poalei Zion. En 1906 siendo fiel a su ideal sionista emigra a la Palestina otomana y en 1909 junto con varios compañeros funda el movimiento de autodefensa Hashomer, predecesor de la Hagana.

Pasada la revuelta de los jóvenes turcos, David Grün viajo a Salónica a estudiar el idioma turco y posteriormente se enroló en la facultad de derecho de la universidad de Constantinopla, de la cual se retiró cuando estall la primera guerra mundial y por haber sido acusado de agitador sionista por las autoridades otomanas, quienes lo  expulsaron a Egipto. De ah viajó a los Estados Unidos buscando asilo político.

En Nueva York conoció a quien sería su esposa, Paula y se sum al activismo sionista americano. En 1918, posterior a la promulgación de la declaración Balfour y una vez Palestina cae en manos británicas, regresa y se convierte en el indiscutible líder del Yishuv, bajo cuyo liderazgo el 15 de Mayo de 1948 nacería el Estado de Israel, del cual sería su primer primer ministro y principal figura política. En 1974 fallece en el kibutz  Sde Boker adonde se había retirado al final de su carrera política.

En 1910 David Grün se había cambiado su nombre a David Ben Gurion, inspirado en Yosef Ben Gurion, uno de los líderes de las revueltas de los antiguos hebreos contra los romanos.

Así lo conoce la historia: David Ben Gurion

Mohandas Karamchand Gandhi nació en 1869 en el seno de una familia acomodada de la Casta vaisia -comerciante- en la ciudad de Porbandar, estado de Kathiawar, en la India británica,  imperio encabezado entonces por la virtuosa e irascible Reina Victoria. Hijo de la cuarta esposa de su padre quien se desempeñaba como regente de la ciudad de Porbandar.

A los 13 años y a la usanza de las tradiciones brahamanistas, Gandhi contraía matrimonio con Kasturba Makharji con quien tendría 4 hijos.

Gandhi fue un estudiante mediocre pero gracias a la alta posición de su padre logró viajar a Inglaterra en 1887 donde estudió derecho en la universidad de Londres recibiendo su título de abogado en 1891.  Dos años más tarde  recibiría una oferta de trabajo en Suráfrica donde comenzaría su carrera política gracias a su activismo a favor de la numerosa minoría hindú que residía en este país. Gandhi asumió las riendas de la lucha contra la discriminación de la cual eran víctimas sus correligionarios en Surafrica a través de la resistencia pasiva y la desobediencia civil.

En 1894 el gobierno surafricano expidió una ley que negaba el voto a los hindúes para la asamblea nacional de la provincia de Natal. Gandhi encabezo las protestas pacíficas contra esta ley. En los años siguientes las leyes discriminatorias contra los hindúes empeoraron en Suráfrica y Gandhi  en 1897 dirigió una gigantesca protesta en Johannesburgo contra la discriminación y durante siete años estuvo al frente de la resistencia civil de los hindúes por lo cual fue varias veces encarcelado. Logró finalmente que el régimen negociara con él, mejoras en las condiciones.

En 1915 regresa Gandhi a la India y en 1918, a la cabeza del Congreso la India, lanza la revuelta contra el imperio británico con base en su filosofía de la no violencia y la resistencia pasiva logrando finalmente el colapso del otrora poderoso imperio y su retirada del subcontinente en 1947.

Sus reiteradas y efectivas huelgas de hambre para detener la violencia ya sea contra los ingleses o entre hindúes y musulmanes fueron una demostración de  la devoción que sentían por Gandhi tanto hindúes como musulmanes.

Este pequeño hombre hacia gala de una valentía sin límites, no tenía temor alguno a los ingleses, en cuyas cárceles padeció largos periodos, siempre se identifico con los más marginados de la sociedad hindú y en sus últimos años llevo una vida de asceta de acuerdo con las tradiciones de los sacerdotes brahmanes. En 1948 muere asesinado por un ultranacionalista hindú.

El poeta nacional de la India, el bengal Rabindranath Tagore, le puso a Gandhi el sobrenombre del Mahatma (gran alma).

Así lo conoce la historia: Mahatma Gandhi

Tres hombres, Ataturk, Ben Gurion y  Gandhi, tres naciones, Turquía, Israel e India.

A pesar de las aparentes grandes diferencias entre ellos, el primero militar, el segundo obrero agrícola y el tercero abogado asceta, comparten características afines que los llevaron a ser grandes paladines de sus pueblos y ocupar un lugar en el panteón de los grandes líderes del mundo.

Los tres tuvieron enfrentaron su momento de la verdad bajo las abrumadoras circunstancias generadas al final de las guerras mundiales, Ataturk después de la primera, Ben Gurion y Gandhi después de la segunda.

Los tres establecieron una conexión única con sus pueblos construida a través de un profundo conocimiento de sus tradiciones  culturales, religiosos, y nacionales. Los tres fueron ávidos lectores y escritores.

Los tres tuvieron que luchar contra la ocupación extranjera. Ben Gurion contra los ingleses hasta 1947 y posteriormente contra los países árabes en la guerra lanzada por estos contra el naciente estado de Israel. Ataturk contra los ingleses en la primera guerra y al finalizar esta contra los griegos que ocupaban partes de Anatolia. Gandhi luchó contra la presencia británica en el subcontinente.

Ataturk y Ben Gurion debieron confrontar poderosos enemigos internos. Ataturk a la minoría Kurda en el este del país y Ben Gurión a los árabes en varias partes de la entonces palestina británica. Por el contrario, Gandhi hizo lo imposible por conciliar a la minoría musulmana con la mayoría Hindú,  no pudiendo sin embargo evitar  la nefasta partición del subcontinente entre India y Pakistán, a la salida de los ingleses.

Los tres fueron fieles creyentes en la constitucionalidad y la majestad de la ley y optaron por instituir en sus países un sistema jurídico occidental. Turquía adopt leyes de Suiza, Alemania e Italia, Israel códigos ingleses y franceses y la India el sistema legal inglés. Adicionalmente incorporaron leyes de sus propias tradiciones, islámica, judía, e hindú,  siempre y cuando estas fueran compatibles con el ordenamiento jurídico occidental.

Los tres líderes tuvieron en algún momento que tomar polémicas decisiones que resultaron a la postre, trascendentales.

Gandhi se opuso a la partición de la India, pero una vez consumada adoptó una posición pragmática, por lo cual fue asesinado.

Ben Gurion acept la resolución de partición de Palestina de la ONU, en su más visionaria y trascendental decisión.

El Hundimiento del barco Altalena que traía armas para el Irgun,  la aceptación de los pagos de reparaciones de Alemania a comienzos de los 50 y la entrega de algunas atribuciones estatales a las autoridades religiosas judías, serian otras de las decisiones controversiales que tomaría David ben Gurión. La primera evitó una guerra civil mientras que la segunda fue importante para la viabilidad económica del naciente estado judío.

Por otro lado, Ataturk en una decisión histórica abolió el califato que había sido por siglos la columna vertebral del imperio otomano y su ascendencia en el mundo islámico y aline a Turquía con occidente.

Los tres, Ataturk, Ben Gurion y Gandhi fueron grandes reformadores que transformaron la faz de sus pueblos, su forma de vivir, su identidad y su idiosincrasia.

Ataturk cambia el alfabeto turco del árabe al latino, otorga derechos plenos a la mujer, hace una radical separación el estado y la religión, adopta el calendario occidental, introduce apellidos a los nombres, prohíbe el uso de elementos religiosos en público como el fez y el velo, deroga la ley islámica (Sharia) y la prohibición al consumo de alcohol, adopta una constitución, obliga a que las oraciones en público sean en turco y no en árabe, proclama el domingo como día de descanso en lugar del viernes, alinea a su país claramente con Europa y establece un código de leyes occidental.

Ben Gurion y los líderes sionistas establecen el hebreo como idioma nacional del pueblo judío en Palestina, privilegian el regreso a las labores de la tierra, conciben un nuevo judío que alejado de la religión encuentra su identidad en el sionismo y la lucha por la autodeterminación nacional, crean un estado democrático basado en los principios jurídicos occidentales, separación entre estado y religión y le dan un fuerte impulso a la educación laica, occidental y tecnológica como pilar del nuevo estado.

Gandhi por su lado erige la identidad y unidad de la nación india y la idea de la independencia de Gran Bretaña, crea la filosofía de la no violencia adoptada por los indios como plataforma de su lucha por la libertad y aceptada universalmente como alternativa a la guerra y al desenlace violento de conflictos y construye el concepto de la autosuficiencia para combatir la dependencia de productos occidentales.

En la actualidad estas tres grandes naciones enfrentan considerables desafíos.

Israel aun no ha logrado la paz con los árabes ni con los palestinos. Turquía enfrenta el viejo problema de su minoría kurda y un conflicto de identidad entre su ser islámico y su ser occidental. La India enfrenta graves problemas de pobreza, un conflicto no resuelto con Pakistán por la región de Cachemira, una insurgencia Maoísta y una situación delicada con su numerosa minoría islámica. ?

Los tres países son víctimas del terrorismo islámico y hasta hace poco mantenían entre sí sólidas alianzas militares y estratégicas. Sin embargo, desde 2009 las relaciones entre Israel y Turquía se han deteriorado por eventos regionales.

Turquía, India e Israel, ubicados en complejos vecindarios, son democracias estables, gozan de pujantes economías, poseen universidades de talla mundial, ejércitos fuertes, una población orgullosa de su identidad  y una notoria presencia internacional.

Son tres grandes naciones que llegaron adonde están gracias a tres grandes hombres que con habilidades únicas de liderazgo forjaron sus destinos en el momento y lugar adecuados, partieron la historia de sus pueblos en un antes y un después y los condujeron por la senda de la libertad, la independencia y la democracia.

Nota del autor. Este artículo fue publicado por primera vez en 2008 en la revista Salomón. Fue actualizado para Coloquio.

Versión en PDF para imprimir: Tres Hombres Tres Naciones, por Marcos Peckel.pdf

CATEGORÍAS: Historia, Personalidades
ISSN: 1022-9833

El Congreso Judío Latinoamericano brinda espacio en la revista Coloquio para que los autores expresen sus puntos de vista, opiniones e investigaciones sobre los temas tratados. Los autores de las notas no forman necesariamente parte del Congreso Judío Latinoamericano y sus opiniones son personales.