"La comunidad judía de Colombia tiene un profundo sentido social"

Jean Claude Bessudo, Presidente de la Condeferación de Comunidades Judías de Colombia

Jean Claude Bessudo asumió recientemente la presidencia de la Confederación de Comunidades Judías de Colombia (CCJC) y compartió sus sensaciones sobre la colectividad y los desafíos que marcarán su gestión. 


¿Cómo describiría a la comunidad judía de Colombia?

 Una comunidad unida, muy identificada con Israel, tradicional en sus costumbres religiosas, muy activa en el entorno colombiano en la lucha contra el antisemitismo y la defensa de Israel con amplios contactos con la sociedad  civil colombina, las confesiones religiosas y  el alto gobierno.  La comunidad está compuesta por descendientes de judíos que llegaron de Rumania, Polonia y Alemania los ashkenazim. Los sefaradím son en su mayoría de Alepo, Salónica y Estambul. Somos una comunidad con las instituciones  necesarias  para ofrecer los servicios básicos: Colegios, sinagogas, clubes, asistencia social (tzedaká), mikves, cementerios, todo bajos los techos de cada comunidad.  Tenemos presencia en Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla. Todas las comunidades e instituciones están federadas bajo el paraguas de la Confederación de Comunidades Judía de Colombia la cual tengo el honor de presidir.

¿Cuáles cree que son los mayores aportes de la comunidad a la sociedad colombiana? ¿Y sus mayores desafíos?


Aportes: Somos una comunidad que desde que llegó a Colombia enfrentó enormes dificultades  para establecerse y salir adelante lo cual se logró con tesón, trabajo e inteligencia. La comunidad judía creó grandes empresas en diferentes  ramos de la economía, ha generado empleo, ha participado en la vida académica y cultural, y últimamente algo en cargos políticos. Hemos tenido 2 ministros judíos, un senador judío, rector de la Universidad Nacional de Colombia, entre otras destacadas figuras. Nos hemos caracterizado por un profundo sentido social y hemos creado grandes obras de beneficencia en el país (Banco de sangre Moris y Tila Gutt, Clínica de Urgencias en la Fundación Santa Fé de Bogotá, por dar algunos ejemplos)

 ¿Cuáles serán las prioridades de trabajo en su periodo de presidencia?


El antisemitismo creciente en el mundo y la deslegitimación de Israel de lo cual no somos ajenos en América Latina es uno de nuestras mayores desafíos. Mantener a la Confederación como organización  con alto nivel de credibilidad tanto al interior de la comunidad judía como de la sociedad colombiana. Fortalecer nuestro liderazgo comunitario y apoyar a las instituciones y comunidades miembros de la CCJC en lo que podamos.   Quiero mantener una relación adecuada con las comunidades emergentes, tal como la hemos tenido hasta ahora. Colaborar como lo hemos hecho en Hasbará y temas relacionados con Israel.
 
¿Qué es lo que lo motiva a trabajar para la comunidad judía?

El ser judío es suficiente motivación. Llevo muchos años en la función de director de Relaciones Humanas como principal enlace entre la comunidad y los organismos del Estado colombiano, medios, fuerzas de seguridad, dignatarios extranjeros.