Jóvenes judíos y católicos comparten trabajo solidario

Jóvenes del Congreso Judío Latinoamericano y el Club Macabi pintaron la escuela “Don Bosco” de San Isidro junto a jóvenes católicos de la Pastoral de ese municipio.

“La integración, el entendimiento y las buenas acciones dan como resultado la paz entre las religiones”, expresó Valeria Grimberg, Directora de Nuevas Generaciones del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), en referencia a la serie de encuentros solidarios interreligiosos que se vienen llevando a cabo.
 
Dentro del programa de los Encuentros Judeo-Cristianos por la Solidaridad y la Justicia Social y como parte de un nuevo encuentro solidario, jóvenes judíos y católicos ayudaron a pintar la Escuela Media 3 de San Isidro, Don Bosco 210.


El encuentro fue organizado por la Municipalidad de San Isidro, donde miembros de Nuevas Generaciones del CJL y del Club Social y Deportivo Macabi, junto a jóvenes católicos de la Pastoral ese municipio refaccionaron y pintaron el establecimiento, ayudando a los propios alumnos y familias de la Escuela.

La directora de la Escuela, Analía Falbi, destacó la importancia de la participación juvenil al explicar que de este modo “se asume un compromiso y los jóvenes pasan a convertirse en parte de la comunidad desde adentro” y agregó: “los jóvenes que se involucren con su comunidad pasan a ser una garantía de un futuro mejor.

Durante la acción, los jóvenes lograron seguir compartiendo e intercambiando información sobre sus comunidades, historias y temas propios de su generación que tienen en común. Fue un segundo encuentro, luego de haber ayudado en conjunto a la Escuela estatal ESB 28, ubicada en Boulogne, Provincia de Buenos Aires, en Noviembre del año pasado.