Edición N°52

  • La discusión durante estos meses sobre la anexión de partes de Cisjordania abrió un nuevo capítulo en una historia que se escribe, con diversas transformaciones, desde 1937, cuando los británicos formularon un primer plan de partición del Mandato Británico de Palestina. La comparación entre el pasado y el presente puede dar algunas ideas sobre los riesgos detrás del proyecto anexionista.

    • por Julián Schvindlerman

      La discutida posible anexión de porciones de Cisjordania contenida en el plan de paz propuesto por la Administración Trump -bien recibida por el gobierno israelí y repudiada por el gobierno palestino- puede ser defendida en términos históricos y políticos. La conveniencia diplomática de avanzar con el plan merece un análisis aparte. Este artículo abordará de manera sucinta estos tres aspectos.

      • por Samuel Feldberg

        Desde la conquista de Cisjordania en la Guerra de los Seis Días en 1967 se discute en Israel que hacer con los territorios y como administrarlos.Y el primero de julio de 2020 vino y se fue; para satisfacción de muchos y la frustración de otros tantos, no ha pasado nada.

        • En tiempos en los que las mujeres se hacen escuchar y ver en todos los ámbitos de la sociedad y en todas las partes del mundo, se evidencia que su participación y aporte en acuerdos y negociaciones de paz en regiones de conflictos bélicos es significativa e indispensable.

          • por Brian Weissmann

            El pasado primero de julio, el nuevo gobierno en Israel tendría que haber empezado a discutir y autorizar una posible implementación de la soberanía israelí en territorios de Cisjordania. Benjamín Netanyahu junto con el partido de Azul y Blanco, liderado por Benny Gantz, habían acordado esto en el acuerdo de coalición de gobierno. Es importante destacar que todavía no existe una decisión parlamentaria sobre el tema, y eventualmente sobre cuáles serían los territorios en donde Israel impondría su soberanía y ley civil. 

El Congreso Judío Latinoamericano brinda espacio en la revista Coloquio para que los autores expresen sus puntos de vista, opiniones e investigaciones sobre los temas tratados. Los autores de las notas no forman necesariamente parte del Congreso Judío Latinoamericano y sus opiniones son personales.